26.10.11

Con un pucho en la mano, el teléfono sonando y una alegría pa' ser cantada :)

Será la excitación de haber terminado con la más dura de las pruebas, se cierra la puerta de calle y los cantitos van subiendo su volumen. Comienzo a moverme cada vez más, y termino bailando por todo el pasillo, feliz, canturreando “Qué carajo es el amor?”. Recorro la casa y compruebo que está vacía, mi cuarto, sigue igual, hojas y hojas de diversas materias recubriendo el piso, creo que era de madera. Me acerco al espejo y miles de caras representan un sinfín de sensaciones que a la vez mis labios pronuncian en forma de versos. Mucha felicidad me inunda, el saber que como toda adolescente paso por estados de ánimo muy opuestos y extremistas me hace querer disfrutar aún más el momento. Prendida la computadora, una lista de Los Beatles mezclada con los candombes más movidos de las pastillas, y algunas melodías de Dancing Mood. Este montaje representa claramente un mediodía primaveral, donde, a pesar de las OTRAS miles de razones que podría tener, la única y más importante que me genera tal felicidad, es haber rendido bien Historia.

24.10.11

Breathless

El camino está cerrado, ya no tengo espacio para seguir caminando. Lo que queda de mí es tan sólo un atisbo de lo que era en aquellos tiempos felices. Todo era mucho más sencillo, más tranquilo. Pero nada es para siempre. El destino actúa de formas inciertas. Tantos errores se terminan pagando, siempre.

22.10.11

"No está MAL .. qe terminen las historias .. mientras haya historias qe contar"

"La vida continúa"- dijo suavemente mientras la acariciaba.-Encontrarás alguien que te haga más feliz aún, con el que podrás ser plenamente tú.
Las lagrimas empaparon su falda, y brotaban cada vez con más fuerza. No le quedó otra que levantarse y marcharse, no había traspasado aún el umbral de la puerta cuando entre sollozos pudo escuchar un "Lo sé". Dió media vuelta y se quedó ahí, mirandola fijamente. -Lo sé, pero igualmente es dificil.-pronunció estas palabras mientras levantaba la cabeza y dejaba ver su rostro, rojo y humedo; sus ojos hinchados y ese ceño fruncido, que mostraba más bronca que pena.
Cerró la puerta y tras ella pudo escuchar a la niña estallar. Apretó el puño y llevó la otra mano hacia su pecho.
Dentro de la habitación, el estereo comenzo a sonar a todo volumen y junto a él gritó:-"No está mal que terminen las historias, mientras haya historias que contar".

20.10.11

"Somewhere Over The Rainbow"

Este fue un ensayo con el que consurse en mi Colegio (Marianista) y con el cual gané el primer lugar en mi categoría :). Espero se disfrute, y sea merecedor de cuanta crítica posible.

Ser alumna marianista nunca me significó tanto como ahora. Quizá mi mente se abrió, mis ideas cambiaron, yo cambie. Desde hace ya diez años y medio que formo parte de este colegio, que con el tiempo se convirtió en una extensión de mi propia casa. 
No creo que pueda exponer en las palabras perfectas lo que me significa MI colegio, pero tengo una opinión sobre él, una opinión que me costó formar, pero que sin duda es la más correcta hasta el momento.
Creo que es un espacio donde las oportunidades sobran, estando tan acostumbrados a que se nos de todo y cuanto quisimos en la vida, que no sabemos aprovechar las mil y un actividades y propuestas que el colegio nos ofrece. Es un lugar donde sé que me puedo expresar, aunque quizá yo no sea el mejor ejemplo, ya que me reprimo mucho con mis “queridos” compañeros, pero el colegio en sí nunca discriminó por opiniones ni formas de pensar, y por lo que me cuentan amigos no es lo que pasa en todos lados. Estamos acostumbrados a quejarnos de lo que tenemos, y simplemente es porque no sabemos lo afortunados que somos por tenerlo.
Mi opinión no siempre es escuchada, pero tengo la certeza de que en MI colegio siempre va a haber un lugar para mí, porque formo parte de él, y sé que no es lo mismo sin mí. No conozco sentimiento tan lindo como el de pertenencia, como también el sentir que uno vale, que las cosas cambian si no estás ahí, y eso es lo que genera mi colegio en mí. Me da confianza y seguridad, y aunque también creo que es una burbuja y que todos los aquí presentes estamos realmente muy aislados de la verdadera sociedad, es un lugar donde estoy tranquila y segura, y espero que muchos más puedan disfrutar de un espacio donde ser uno mismo, donde compartir con amigos, donde aprender sin preocuparse por nada más que de eso, aprender.
Siempre soñé con un lugar como la canción “Somewhere over the rainbow”. Un lugar mágico y especial, donde todo pueda hacerse realidad, donde los sueños son lo único válido. No soy tan ingenua como para creer que mi colegio es algo semejante, pero siento que es un lugar donde puedo formar mis sueños, y que con el tiempo estos se harán realidad. Un lugar mágico, en este caso, llamo yo a ese espacio que es ideal para relacionarse, para expresarse, donde la única responsabilidad es la de estudiar (aunque se hace bastante arduo algunas veces), y las preocupaciones son las más vanas que existen.
Soy una ferviente creyente de que los amigos que uno hace en este colegio duran de por vida, y es otra de las cosas que amo de este lugar. Quizá no siempre me sienta cómoda y ubicada, pero sé que en algún lugar está esa persona que es para mí, esa o ese igual o totalmente distinto, que será mi amigo, un buen amigo.
¿Quién no daría todo por un colegio donde además de aprender se adquieren cosas tan valiosas? Cosas como grandes amistades, una propia personalidad, una opinión propia sobre diversos temas, y un importante sentido de respeto y ética. Yo estoy orgullosa de mí colegio, y ese es el sentimiento más grande que éste me genera. Orgullo y amor por siempre al Marianista.