23.9.10

Digamos que no soy una chica vergonzosa

Nunca te pasó que te sentiste preso de las palabras? Que tenías todo tu discursito listo, y cuando pasaste al frente querías decirlo todo tan perfecto como estaba en el papel, y por eso te trababas y dudabas para decir cada palabra correctamente. Y luego una idea corrió por tu mente y terminaste con l oque decías explicabas PERFECTAMENTE  tu nueva idea y después retomabas con tu discurso inicial pero nuevamente con la inseguridad de equivocarte alguna palabra.


Eso pasa ... hoy por ejemplo .. Un discurso, yo sabía que debía improvisar en el momento, las ideas, los argumentos, eran muy buenos, y sé desenvolverme en público. Pero me insistieron y dudé. Lo hice en mi casa sólo para tener una idea, pero al terminarlo era tal la perfección que tuve que decirlo exactamente como estaba escrito en ese papel. Y así fue como al darlo las palabras fueron perfectas, pero yo dudando de mi capacidad, leí del papel el discurso, actuandolo muy bien, si puedo alardear. Pero siento que todo salió mejor cuando esa idea inoportuna cruzó mi cabeza, doblé el papel y la expresé sin ataduras. Pero luego volví al papel.


Estuvo MUY bien! Un EXCELENTE (y un + agregado por mi parte con un marcador :) )  Pero siento que hubiera estado mejor sin ese papel! La próxima lo veré! El jueves que viene es el debate (amo los debates ♥) Y luego otro discurso, una nueva oportunidad para destacar en lo que respecta al hablar y presentar mis ideas.

1 comentario:

  1. Sé tú. Improvisa o lee, pero sé tú. EXCELENTE IDEA. SUERTE.

    ResponderEliminar